Haz una donación ahora. Goal amount for this year: 650 EUR, Received: 268 EUR (41%)
¡Ayúdanos a mantener el foro!
Haz una donación para pagar el servidor.

Página 1 de 16 1211 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 20 de 1332

Tema: Algo para compartir

  • Compártelo
  • Herramientas
  • Visualizar

Vista híbrida

Mensaje anterior Mensaje anterior   Próximo mensaje Próximo mensaje
  1. #1

    Algo para compartir

    Hay cosas que uno puede decir, pensar y porque no escribirlas.Cosas lindas obviamente, porque para desagradables ya hay bastantes o no?

    Pensaba en algo constructivo para el alma, algun comentario, alguna enseñanza, alguna leccion de vida, con problemas, confundidos tal vez algo que leamos y que haga cambiar el animo
    bueno yo tengo varias cosas entre mis archivos para compartir con ustedes y seguramente ustedes tambien.

    Espero estar en lo correcto habriendo este tema y sino por favor orientarme desde ya agradecido.

    Espero de corazon que posteen algo de buen corazon para todos.

    EL ANILLO DEL REY

    Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte:

    -Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre.

    Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo.

    Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total... Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada.

    El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo:

    -No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en el palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un Sacerdote. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje.

    El anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey, diciendo:

    "Pero no lo leas, mantenlo escondido en el anillo. Ábrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación."

    Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos.

    No podía seguir hacia adelante y no había ningún otro camino...

    De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso:

    Simplemente decía... "ESTO TAMBIÉN PASARÁ".

    Mientras leía "esto también pasará" sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos. El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas.

    Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y, el día que entraba de nuevo victorioso en la capital, hubo una gran celebración con música, bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo.

    El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo:

    -Este momento también es adecuado: vuelve a mirar el mensaje.

    -¿Qué quieres decir? preguntó el rey. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida.

    -Escucha, dijo el anciano: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas; también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso. No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero.

    El rey abrió el anillo y leyó el mensaje:

    "Esto también pasará", y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado. Entonces el anciano le dijo:

    -RECUERDA QUE TODO PASA.

    Ninguna cosa, ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas.

    GRÁBATELO BIEN EN TU CABEZA Y EN TU CORAZÓN.

    Saludos

  2. #2
    Doctorado Cum Laude Avatar de Da Ku
    Shangai Champion!
    Fecha de ingreso
    May 2005
    Ubicación
    Donde quieras encontrarme...
    Mensajes
    2,085
    Poder
    31
    Bonito relato, de vez en cuando ayuda leer cosas asi-

    Gracias por compartirlo



  3. #3
    Cita Iniciado por Cyber-Q
    Bonito relato, de vez en cuando ayuda leer cosas asi-

    Gracias por compartirlo
    Oh, muchas gracias.
    Que ayude es la intencion!!!

  4. #4
    ¿Habéis tratado alguna vez de estar solos? Cuando lo intentéis veréis cuán extraordinariamente difícil es y cuan extraordinariamente inteligentes debemos ser para estar solos, porque la mente no nos dejará estar solos. La mente se vuelve inquieta, se afana en buscar evasiones, ¿qué podemos hacer, pues? Tratamos de llenar este extraordinario vacío con lo conocido. Descubrimos cómo estar activos, cómo ser sociables; sabemos estudiar, escuchar la radio. Llenamos esto que no conocemos con lo que conocemos. Intentamos llenar este vacío con diversas clases de conocimientos, relaciones o cosas. ¿No es así? Ese es nuestro proceso, ésa es nuestra existencia. Ahora bien, cuando os dais cuenta de lo que hacéis, ¿seguís creyendo que podéis llenar ese vacío? Habéis probado todos los medios para llenar ese vacío de soledad. ¿Lo habéis logrado? Lo habéis intentado con el cine, sin éxito, y por eso seguís a vuestros gurus o a vuestros libros, u os volvéis muy activos socialmente. ¿Habéis conseguido llenar el vacío, o simplemente lo habéis ocultado? Si sólo lo habéis ocultado, ahí sigue; por lo tanto volverá. Si sois capaces de evadiros del todo, entonces vais a parar a un manicomio u os volvéis extremadamente sensibles. Esto es lo que está ocurriendo en el mundo.

  5. #5
    No hagas de todo un problema
    Si no quieres que te coman los problemas, no hagas de todo un problema.
    Sobre todo no hagas un problema de lo que no lo es.
    La amistad no es un problema sino un placer.
    El trabajo no es un problema, es una bendición.
    La familia no es un problema, es el lugar en donde descansar.
    El amor no es un problema, es el complemento esencial.
    La vida no es un problema, es una increíble oportunidad.
    Si no quieres que te coman los problemas, no hagas de todo un problema.

  6. #6
    Doctorado Cum Laude Avatar de Intruder
    Fecha de ingreso
    May 2005
    Ubicación
    ...más allá de las puertas de Tannhauser...
    Mensajes
    5,464
    Poder
    72
    Por la calle vi a una niña aterida y tiritando de frio dentro de su ligero vestidito y con pocas perspectivas de conseguir una comida decente. Me encolericé y le dije a Dios: "¿Por qué permites estas cosas ¿Por qué no haces nada para solucionarlo?"

    Durante un rato, Dios guardó silencio. Pero aquella noche, de improviso, me respondió: "Ciertamente que he hecho. Te he hecho a ti."

    Anthony de Mello, "El canto del pajaro"
    Última edición por Intruder; 17-03-06 a las 22:39

    Duende y Pryrates D.E.P.

  7. #7
    Forer@ milenari@ Avatar de Wibal
    Fecha de ingreso
    May 2005
    Ubicación
    NuSe...en un pasillo muy largo y veo luz al final...
    Mensajes
    1,078
    Poder
    19
    Aki os dejo un cachito del libro El alqimista de Paulo Coelho k a mi m gusta muxo:

    ...Gracias por todo Pirata...

  8. #8
    Si te gustan estas historias busca en la red cuentos de Jorge Bucay. Hay algunos muy buenos

  9. #9
    Cita Iniciado por Nicola22
    Si te gustan estas historias busca en la red cuentos de Jorge Bucay. Hay algunos muy buenos

    Te gusta Bucay? te busco algo y lo posteo.

    A

  10. #10

    Nombres.

    Rumi
    Nombres

    " El árbol que andas buscando a veces se llama sol,
    o también lago, o nube.
    Pero también puedes llamarlo mar, arena o viento.
    En cada uno de ellos encuentras el árbol de la vida.
    Lo que te ha engendrado está producido por otro,
    y así sucesivamente.
    Lo que tú llamas padre, para otro es hijo.
    Si te atienes a los nombres pierdes de vista el Uno.
    Los nombres son muchos, mientras que el Uno es único.
    Ese es el árbol que estás buscando.
    Te has tomado tu misión al pie de la letra,
    por eso has fracasado.
    Así fue como descubrió las raíces del árbol,
    buscando en su propio corazón. "


    El Poder de la Palabra

    Info.

  11. #11
    Haciendo amig@s Avatar de aivan88
    Fecha de ingreso
    Jan 2006
    Ubicación
    en algun lugar de cataluña de cuyo nombre es lloret
    Mensajes
    462
    Poder
    0
    ohhhhh un post poetico y melancolico.....que te hace reflexionar





    salu2.

  12. #12
    Olvida que deberías haber sido recompensado ayer y no lo fuiste.
    ¡Qué importa, sé feliz! No eches de menos ninguna cosa ni esperes
    nada tampoco. Lo que ha de suceder, escrito está en el libro que
    hojea, al azar, el viento de la eternidad.


    Dirige la mirada a tu alrededor: no verás sino desolación y angustia.
    Tus mejores amigos han muerto y la tristeza es tu sola compañía.
    Mas levanta la cabeza y extiende tus manos: coge todo lo que desees
    y puedas conseguir. El pasado es un cadáver que debes sepultar.


    Rubaiyat
    Omar Khayyam

  13. #13
    TE DESEO

    Te deseo primero que ames, y que también seas amado.
    Te deseo también que tengas amigos, valientes y fieles, y que por lo menos tengas uno en quien confiar. Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos. Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas. Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro.
    Te deseo además que seas útil, más no insustituible. Te deseo que seas tolerante, no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros.
    Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero.
    Porque cada edad tiene su placer y su dolor, y es necesario dejar que el tiempo y el aprendizaje fluya entre nosotros.
    Te deseo de paso que tengas un tiempo triste. No todo el año, sino apenas un día. Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, que la risa habitual es vacía y la risa constante es malsana.
    Te deseo que descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen y que te rodean, seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices.
    Te deseo que acaricies un perro, alimentes a un pájaro y oigas su alegre canto matinal, porque de esta manera, te sentirás bien por nada.
    Deseo también que plantes una semilla, por más minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.
    Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico, y que por lo menos, una vez por año, pongas algo de ese dinero frente a ti y digas: "esto es mío" sólo para que quede claro quién es el dueño de quién.
    Te deseo también que ninguno de tus defectos muera, pero que si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.
    Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer, y que siendo mujer, tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y que cuando estén exhaustos y sonrientes, hablen sobre amor para recomenzar.
    Si todas estas cosas te llegaran a pasar, no tengo más nada que desearte.


  14. #14
    VUELVE A EMPEZAR

    Aunque sientas el cansancio.
    Aunque el triunfo te abandone
    Aunque un error te lastime.
    Aunque una traición te hiera.
    Aunque una ilusión se apague.
    Aunque la ingratitud sea la paga.
    Aunque todo parezca nada…
    Vuelve a empezar


    :grinser02

  15. #15
    PODEMOS GOZAR

    Podemos gozar de la alegría cuando descubrimos que ninguna cosa es más importante que nosotros mismos.

    Podemos gozar de la alegría cuando descubrimos que somos tan importantes como cualquier otro ser humano.

    Podemos gozar de la alegría cuando descubrimos que somos necesarios, en el concierto infinito de la vida, con nuestro nombre, nuestro lugar y nuestra medida.

    Podemos gozar de la alegría cuando somos capaces de agradecer el paso de la vida y el valor de los años que nos dieron experiencias.

    Podemos gozar de la alegría cuando sentimos que cada momento vivido no ha sido en vano.

    Podemos gozar de la alegría, cuando estamos dispuestos a elegirla.


  16. #16
    Vivo en el foro Avatar de mina
    Fecha de ingreso
    May 2006
    Ubicación
    lejos
    Mensajes
    5,645
    Poder
    64
    Aprendiendo con las flores



    Aprendiendo con las flores


    Por qué continuar luchando


    El lector Gerson Luiz cuenta la historia de una rosa que deseaba la compañía de las abejas, pero ninguna se le acercaba.

    A pesar de todo, esta flor aún era capaz de soñar: Cuando se sentía sola, imaginaba un jardín cubierto de abejas, y que todas venían a besarla. Y conseguía resistir hasta el próximo día, cuando, una vez más, abría sus pétalos.

    -¿No te sientes cansada? –alguien debe haber preguntado.

    -No. Tengo que continuar luchando –responde la flor.

    -¿Por qué?

    -Porque si no me abro, me marchito.



    Aprendiendo a ver


    Buda reunió a sus discípulos y les mostró una flor de loto.

    -Quiero que me digáis algo sobre esto que tengo en las manos.

    El primero hizo un verdadero tratado sobre la importancia de las flores. El segundo compuso una bonita poesía sobre sus pétalos. El tercero inventó una parábola usando la flor como ejemplo.

    Cuando le tocó el turno a Mahakashyap, éste se aproximó a Buda, olió la flor, y acarició su rostro con uno de los pétalos.

    -Es una flor de loto –dijo Mahakashyap. –Simple, como todo lo que viene de Dios. Y bella, como todo lo que viene de Dios.

    -Tú has sido el único que has visto lo que tenía en las manos –fue el comentario de Buda.



    En busca de un sabio

    Durante días, la pareja caminó casi sin cruzar palabra. Finalmente llegaron al centro del bosque, y encontraron al sabio.

    -Mi compañera casi no ha hablado conmigo durante el viaje –dijo el chico.

    -Un amor sin silencios es un amor sin profundidad –respondió el sabio.

    -¡Pero ella ni siquiera me ha dicho que me quiere!

    -Hay personas que no paran de repetir esto, y al final acabamos por desconfiar de sus palabras.

    Los tres se sentaron sobre una roca. El sabio apuntó hacia el campo de flores que tenían a su alrededor.

    -La naturaleza no repite constantemente que Dios nos ama. Pero lo podemos comprender a través de sus flores.



    En la floristería

    La mujer caminaba por un centro comercial cuando se fijó en el cartel: una nueva floristería. Al entrar, se llevó un susto: no vio ninguna maceta, ningún ramo, ninguna cesta, pero era Dios en persona quien atendía en el mostrador.

    -Puedes pedirme lo que quieras –dijo Dios.

    -Quiero ser feliz. Quiero paz, dinero, facilidad para hacerme entender. Quiero ir al cielo cuando muera. Y quiero que todo esto se conceda también a mis amigos.

    Dios se dio la vuelta y abrió algunos botes que estaban en el estante, sacó de dentro algunos granos, y le extendió la mano a la mujer.

    -Aquí tienes las semillas –dijo. –Comienza por plantarlas, que aquí no tenemos los frutos.

    Última edición por mina; 19-02-08 a las 03:52



    "Un prepotente y soberbio arrrasará con todos con tal de tener la razón. Aunque se quede solo, se acompañaría de sí mismo"

    "Por eso te mataron, porque eras verdor en nuestra tierra árida y azul en nuestro oscuro aire". ( Luis Cernuda)

  17. #17
    Vivo en el foro Avatar de mina
    Fecha de ingreso
    May 2006
    Ubicación
    lejos
    Mensajes
    5,645
    Poder
    64
    "lágrima encarcelada"

    No hay cosa que más duela
    que una lágrima retenida,
    una lágrima que espera,
    espera a salir, herida.

    Sal de una vez!, sal!, te pido.
    Haz que deje de sufrir
    por no salir , me castigo
    y me arrancas mi sentir.

    Sé libre, lágrima, vuela!
    Abandona tu prisión,
    humedece mi visión
    y dime que me consuelas.

    Lágrima, sal de una vez,
    no alimentes mi rencor,
    te pido alivio me dés
    y devuélveme el calor
    de sentirte donde estés.

    Corazón ennegrecido
    que no recuerda el color,
    pues es tanto su dolor
    que olvidó lo ya aprendido.

    Lágrima, quiero que limpies,
    con tu pureza mi ser,
    que ya olvidó cómo amar,
    que ya no sabe querer.



    "Un prepotente y soberbio arrrasará con todos con tal de tener la razón. Aunque se quede solo, se acompañaría de sí mismo"

    "Por eso te mataron, porque eras verdor en nuestra tierra árida y azul en nuestro oscuro aire". ( Luis Cernuda)

  18. #18
    “No creáis en nada simplemente porque lo diga la tradición, ni siquiera aunque muchas generaciones de personas nacidas en muchos lugares hayan creído en ello durante muchos siglos. No creáis en nada sólo porque así lo hayan creído los sabios en otras épocas. No creáis en lo que vuestra imaginación os propone cayendo en la trampa de pensar que Dios os inspira. No creáis en lo que dicen las Sagradas Escrituras sólo porque ellas lo digan. No creáis a los sacerdotes ni a ningún otro ser humano. Creed únicamente en lo que vosotros mismos habéis experimentado,verificado y aceptado después de someterlo al dictamen de la razón y a la voz de la conciencia”.

    Siddhārtha Gautama, Buda, siglo V a.C.

  19. #19
    Chamalú se declara vivo
    Habla Chamalú, a quien muchos daban por muerto:

    Saboreo cada acto. Antes cuidaba que los demás no hablaran mal de mí, entonces me portaba como los demás querían y mi conciencia me censuraba.
    Menos mal que, a pesar de mi esforzada educación, siempre había alguien difamándome. ¡Cuánto agradezco a esa gente que me enseñó que la vida no es un escenario! Desde entonces me atreví a ser como soy!
    He viajado por todo el mundo, tengo amigos de todas las religiones; conozco gente extraña: vegetarianos que devoran al prójimo con su intolerancia, personas que caminan con un cartel que dicen: "Yo se más que tú"; médicos que están peor que sus pacientes, gente millonaria pero infeliz, seres que se pasan el día quejándose, que se reúnen los domingos para quejarse por turnos, gente que ha hecho de la estupidez su manera de vivir.
    El árbol anciano me enseñó que todos somos lo mismo.
    La montaña es mi punto de referencia: ser invulnerable, que cada uno diga lo que quiera, yo sigo caminando indetenible, soy guerrero: mi espada es el amor, mi escudo el humor, mi hogar la coherencia, mi texto la libertad, y si mi felicidad resulta insoportable, discúlpenme, no hice de la cordura mi opción, prefiero la imaginación a lo indio, es decir inocencia incluida.
    Quizás solamente teníamos que ser humanos.
    El que tú no veas los átomos, no significa que no existan. Por eso es muy importante que sea el amor lo único que inspire tus actos. Sin amor nada tiene sentido, sin amor estamos perdidos, sin amor corremos el riesgo de estar de nuevo transitando de espaldas a la luz.
    En realidad, sólo hablo para recordarte la importancia del silencio. Anhelo que descubras el mensaje que se encuentra detrás de las palabras; no soy un sabio, sólo un enamorado de la vida.
    El silencio es la clave, la simplicidad es la puerta que deja fuera a los imbéciles. La educación oficial te prepara para que seas tu propia interferencia. Es interesante ver cómo los programas educativos eligen cuidadosamente todo lo esencial para descartarlo; así, no se enseña a vivir ni a morir, a amar ni a reír. La gente feliz no es rentable, con lucidez no hay necesidades innecesarias.
    No es suficiente querer despertar, sino despertar. La mejor forma de despertar es hacerlo sin preocuparse porque nuestros actos incomoden a quienes duermen al lado. Recuerda que el deseo de hacerlo bien será un interferencia; es más importante amar lo que hacemos y disfrutar de todo el trayecto; la meta no existe, el camino y la meta son lo mismo, no tenemos que correr hacia ninguna parte, sólo saber dar cada paso plenamente.
    No, no te resistas, ríndete a la vida, quien acepta lo que es y se habilita para hacer lo que puede, entonces se encarnan las utopías y lo imposible se pone a disposición. La mejor manera de ser feliz es: "ser feliz"; reconstruye tu raíz y saborea la vida; somos como peces de mares profundos, si salimos a la superficie reventamos. La frivolidad y la intrascendencia condenan la vida a la muerte. Cuando somos más grandes que lo que hacemos, nada puede desequilibrarnos, pero cuando permitimos que las cosas sean más grandes que nosotros, nuestro desequilibrio está garantizado.
    El corazón está en emergencia por falta de amor, hay que volver a conquistar la vida, enamorarnos otra vez de ella; nuestro potencial interior aflora espontáneamente cuando nos dejamos en paz. Quizá sólo seamos agua fluyendo; el camino nos lo tenemos que hacer nosotros, mas no permitas que el cauce esclavice al río, no sea que en vez de un camino tengas una cárcel.
    La infelicidad no es un problema técnico, es el resultado de haber tomado el camino equivocado.
    Amo mi locura que me vacuna contra la estupidez, amo el amor que me inmuniza ante la infelicidad que pulula por doquier, infectando almas y atrofiando corazones. El amor es, a nivel sutil, la esencia de nuestra instancia inmunológica. Sin amor, el síndrome de inmunodeficiencia será adquirido inevitablemente y ello es mortal.
    Desde mi corazón indígena sospecho que ser infeliz es una evasión. ¡Cuán fácil es hacer tonterías en este mundo moderno! Sospecho que el hombre empezó a equivocarse hace mucho tiempo, es decir que ya es tiempo de rectificar la marcha, y reorientando el paso, retomar la sagrada senda del sol. No es posible llegar a nuestro sitio sin trascender el egoísmo; no es posible acceder a la vida plena sin haberse purgado previamente de miedos y temores. La gente está tan acostumbrada a complicarse, que rechaza de antemano la simplicidad; la gente está tan acostumbrada a ser infeliz, que la sensación de felicidad les resulta sospechosa; la gente está tan reprimida, que la espontánea ternura le incomoda y el amor le inspira desconfianza.
    Hay cosas que son muy razonables y... apestan. Ya no podemos perder el tiempo en seguir aprendiendo técnicas espirituales cuando aún estamos vacíos de amor.
    Un día permitimos que nos esclavizaran y ni siquiera existe. El amo resultó ser un fantasma manejado a control remoto por quienes nos precisan domésticos.
    Quienes no están preparados para escuchar tienen la recompensa de no enterarse de nada.
    Disfruta de lo que tienes, recibe lo que venga, crea e inventa lo que necesites, haz solo lo que puedas, y fundamentalmente celebra lo que tengas.
    La vida es un canto a la belleza, una convocatoria a la transparencia, cuando esto lo descubras desde la vivencia, el viento volverá a ser tu amigo, el árbol se tornará en maestro y el amanecer en ritual, la noche se vestirá de colores, las estrellas hablarán el idioma del corazón y el espíritu de la tierra reposará otra vez tranquilo.
    No importa lo que digan de ti... Lo que los demás esperan de ti pueden convertirte en una cárcel; digan lo que digan de mí yo soy el que soy.
    enlace

  20. #20
    ¿Puede el pensamiento resolver nuestros problemas?

    El pensamiento nunca ha resuelto nuestros problemas, ni creo que jamás los resuelva. Hemos confiado en el intelecto para encontrar la salida de nuestras complejidades. Cuanto más astuto, repugnante y sutil es el intelecto, mayor es la variedad de sistemas, teorías e ideas. Y las ideas no resuelven ningún problema humano; ni lo han hecho, ni lo harán jamás. En la mente no está la solución; la senda de pensamiento no es, evidentemente, la vía de salida de nuestras dificultades. Y nosotros, a mi entender, deberíamos comprender en primer lugar el proceso del pensar y luego, tal vez, ir más allá, pues cuando el pensamiento cese, quizá nos será posible hallar algo que nos ayude a resolver nuestros problemas, no sólo los individuales, sino también los colectivos.

    El pensamiento no ha resuelto nuestros problemas. Los intelectuales, los filósofos, los eruditos o los dirigentes políticos no han resuelto en realidad ninguno de los problemas humanos, es decir vuestras relaciones con los demás, o incluso conmigo mismo. Hasta ahora nos hemos validado de la mente y del intelecto para ayudarnos a investigar el problema y así poder hallar una solución ¿Podrá el pensamiento resolver nuestros problemas? No es el pensamiento, salvo en el laboratorio o en el tablero del dibujante, siempre un protector y un perpetuador de sí mismo? ¿No está siempre condicionado? ¿No es egocéntrica su actividad? ¿Y podrá alguna vez resolver cualquiera de los problemas que él mismo ha generado? ¿Puede la mente que ha creado estos problemas resolver lo que ella misma ha creado?

    Lo cierto es que el pensar es una reacción. Si os hago una pregunta, respondéis a ella; respondéis según vuestra memoria, vuestros prejuicios, vuestra educación, el cima, el trasfondo de vuestros condicionamientos. Según sea todo eso, así contestáis y así pensáis. El centro de este trasfondo es el “yo” en su proceso de acción. Mientras no se comprenda este trasfondo, mientras este proceso del pensar, este “yo” que crea el problema, no sea comprendido y no se le ponga fin, tendremos forzosamente conflicto dentro y fuera de nosotros mismos, en los pensamientos, en las emociones y en las acciones. Ninguna solución de ningún tipo, por inteligente que sea y bien pensada que esté, podrá nunca dar fin a los conflictos entre los hombres, entre vosotros y yo. Y al comprender esto, al darnos cuenta de cómo y de qué fuente surge el pensamiento, formulamos la pregunta: ¿puede detenerse el pensamiento?

    Éste es uno de los problemas, ¿verdad? ¿Puede el pensamiento resolver nuestros problemas? ¿Pensando en el problema, lo habéis resuelto? ¿Los problemas de cualquier tipo –económicos, sociales o religiosos- los ha resuelto alguna vez el pensamiento? En nuestra vida diaria cuanto más pensáis en un problema, tanto más complejo, irresoluble e incierto se vuelve. ¿No es eso así en la realidad de nuestra vida diaria? Puede que, al reflexionar sobre ciertos aspectos del problema, veáis con más claridad el punto de vista de otra persona, pero el pensamiento no puede ver la totalidad y la plenitud del problema, sólo puede ver parcialmente, y una respuesta parcial no es una respuesta completa y, por lo tanto, no es una solución.

    Cuanto más pensamos en un problema, cuanto más lo investigamos, analizamos y discutimos, tanto más complejo se vuelve. ¿Es entonces, posible observar el problema en su total amplitud? ¿Cómo es eso posible? Porque ésa, a mi entender, es nuestra principal dificultad. Nuestros problemas se multiplican , hay inminente peligro de guerra y toda clase de perturbaciones en nuestra vida de relación. ¿Cómo podremos comprender todo esto de una manera total? Es evidente que tan sólo se podrá resolver cuando lo podamos observar como un todo, no en compartimientos, ni dividido. ¿Y cuándo es posible esta observación? Sin duda alguna sólo es posible cuando el proceso de pensar, que tiene su origen en el “yo”, en el ego, en el trasfondo de la tradición, del condicionamiento, del prejuicio, de la esperanza, de la desesperación, llega a su fin. ¿Podemos, pues, comprender este “yo”, no analizándolo, sino viéndolo tal como es, dándonos cuenta de él como un hecho y no como una teoría? No se trata de buscar la disolución del “yo” a fin de lograr un resultado, sino de ver la actividad del ego, del “yo”, constantemente en acción. ¿Podemos observarlo sin hacer esfuerzo alguno para destruirlo ni para alentarlo? Éste es el problema, ¿verdad? Lo cierto es que si el centro del “yo” deja de existir en cada uno de nosotros, con su deseo de poder, de posición, de autoridad, de continuación, de conservación propia, ¡nuestros problemas habrán terminado!

    El “yo” es un problema que el pensamiento no puede resolver. Debe haber una percepción que no sea del pensamiento. Darse cuenta, sin condenación ni justificación, de las actividades del “yo”, sólo darse cuenta, es suficiente. Porque si estáis alerta con el fin de descubrir cómo resolver el problema para transformarlo, para producir un resultado, entonces todo sigue estando dentro del campo del ego, del “yo”. Mientras buscamos un resultado, bien sea con el análisis, con el estar alerta, con el examen constante de cada pensamiento, seguiremos dentro del campo del pensamiento, es decir, dentro del campo del “yo”, del ego o como queráis llamarlo.

    Mientras exista la actividad de la mente, sin duda alguna no puede haber amor. Cuando haya amor no tendremos problemas sociales. Pero el amor no es algo que podamos adquirir. La mente puede tratar de adquirirlo, como se adquiere una idea nueva, un nuevo artilugio o una nueva manera de pensar; pero la mente no puede hallarse en estado de amor mientras el pensamiento esté empeñado en lograr el amor. Mientras la mente trate de situarse en un estado de no codicia”, sin duda alguna seguirá siendo codiciosa, ¿verdad? De un modo análogo, mientras la mente anhele, desee o practique para lograr un estado en el que haya amor, con toda seguridad lo que será es una negación de ese estado, ¿no es verdad?

    Cuando vemos este problema tan complejo de la vida y nos damos cuenta del proceso de nuestro propio pensamiento y comprendemos que en realidad no conduce a ninguna parte, cuando lo vemos con toda claridad, entonces ciertamente hay un estado de inteligencia que no es ni individual ni colectivo. Entonces el problema de las relaciones del individuo con la sociedad, con la comunidad o con la realidad cesa, porque entonces hay sólo inteligencia, que no es ni personal ni impersonal. Y únicamente esta inteligencia, a mi entender, es la que puede resolver nuestros enormes problemas. Y esto no puede ser un resultado; tan sólo surge cuando comprendemos este proceso total del pensamiento íntegramente, no sólo en el nivel consciente sino también en los más profundos y ocultos niveles de la conciencia.

    Para comprender cualquiera de estos problemas debemos tener una mente muy tranquila, muy serena, para que pueda observar el problema sin interponer ideas ni teorías, sin ninguna distracción. Y ésa es una de nuestras dificultades, porque el pensamiento se ha convertido en una distracción. Cuando deseo comprender o examinar algo, no tengo que pensar en ello: lo observo. En el momento en que me pongo a pensar, a tener ideas y opiniones sobre el asunto, ya me hallo en un estado de distracción, desvío la atención de aquello que debo comprender. Así, cuando tenéis un problema, el pensamiento en forma de idea, opinión, juicio o comparación, se convierte en una distracción que nos impide observar y así comprender o resolver el problema. Desgraciadamente, para la mayoría de nosotros el pensamiento ha adquirido una gran importancia. Preguntáis: “¿cómo voy a existir sin pensar? ¿Cómo voy a tener la mente en blanco? Tener la mente en blanco es encontrarse en un estado de estupor, de idiotez, o como lo queráis llamar, y vuestra reacción instintiva es rechazarlo. Pero una mente silenciosa, una mente que no está distraída por su propio pensar, una mente abierta puede observar el problema de un modo directo y muy simple. Y esta capacidad de observar sin distracción nuestros problemas es la única solución. Para ello tiene que estar la mente silenciosa y tranquila.

    Una mente así no es un resultado, no es el producto final de alguna práctica, meditación o forma de control. No surge tras ningún tipo de disciplina, compulsión o sublimación, ni por esfuerzo alguno del “yo”, del pensamiento; surge cuando comprendo todo el proceso del pensar, cuando puedo ver un hecho sin ninguna distracción. En este estado de tranquilidad de la mente, que está realmente en silencio, hay amor. Y el amor es lo único que puede resolver todos nuestros problemas.
    J.Krishnamurti.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •