Haz una donación ahora. Goal amount for this year: 650 EUR, Received: 162 EUR (25%)
¡Ayúdanos a mantener el foro!
Haz una donación para pagar el servidor.

Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 21 al 21 de 21

Tema: Resultados Elecciones Generales 2015

  • Compártelo
  • Herramientas
  • Visualizar
  1. #1
    Responsable de Sección Avatar de geomiranda
    Fecha de ingreso
    May 2005
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    1,184
    Poder
    27

    Resultados Elecciones Generales 2015

    El PP gana, sin votos para gobernar.

    Una nueva etapa política empieza desde hoy con la necesidad de acuerdos y una insólita incertidumbre. La irrupción con fuerza en el Parlamento de Ciudadanos y, especialmente, de Podemos ha dibujado un nuevo tablero en el que el PP es el más votado pero con menos del 30% de las papeletas y con muchas dificultades para formar Gobierno y para que Mariano Rajoy vuelva a ser presidente.

    El nuevo Parlamento será un puzzle con más piezas de las que tenía el anterior y, además, difíciles de encajar por incompatibilidades entre ellas. La sombra de la ingobernabilidad marcará el día después del 20-D, porque hace falta el acuerdo de más de tres partidos para llegar a los 176 escaños de la mayoría absoluta.

    Con el 99,4% escrutado, el PP pierde 63 diputados respecto a 2011 y queda con 123 muy lejos de la mayoría absoluta, incluso aunque obtuviera el apoyo de Ciudadanos. El segundo es el PSOE con 90 escaños, 20 menos de los que tenía, pero como mínimo mantiene el liderazgo en la oposición e incluso podría buscar una mayoría alternativa, complicada y con graves contraindicaciones políticas. El tercero es Podemos con 69 diputados. Ciudadanos queda muy por debajo de sus expectativas: 40 diputados.

    El PP es el partido más votado en las generales del 20-D, las más disputadas de la democracia. Pero Mariano Rajoy, cabeza de lista de los populares, lo tendrá sumamente difícil para formar una mayoría que le permita gobernar. “Voy a intentar formar un Gobierno estable”, aseguró anoche en el balcón de la sede de Génova.

    Tampoco es fácil que se pueda configurar una mayoría alternativa al PP y, en todo caso, sería preciso el acuerdo de más de tres partidos. El PSOE como segundo podría esperar a que lo intente el PP y buscar luego una alianza de partidos de izquierda y nacionalistas. Pero en todo caso con más de tres partidos y complicaciones en acuerdos programáticos, que le hacen imposible al PSOE despejar su ecuación.

    PSOE y Podemos suman 159 escaños, casi lo mismo que los 162 de PP y Ciudadanos. El partido de Pablo Iglesias debe decidir si gobiernan los socialistas con otros partidos más, pero uno de los escollos para ese acuerdo es el referéndum que Podemos defiende para Cataluña.

    Otra opción es la gran coalición PP-PSOE, pero ha sido negada siempre por el socialista Pedro Sánchez. Es decir, el líder del PSOE estaría en la difícil tesitura de elegir entre permitir que gobierne el PP o pactar para celebrar un referéndum en Cataluña, lo que tiene graves contraindicaciones para su partido.

    El PP queda en 123 diputados, lo que hace que ni siquiera pueda alcanzar con Ciudadanos la mayoría absoluta de 176 escaños necesaria para que Rajoy repita como presidente. Ya Albert Rivera, cabeza de lista de Ciudadanos, había repetido en la campaña que no votaría sí en ningún caso en esa investidura, pero aunque apoyara a Rajoy, haría falta al menos un tercer partido para completar el puzzle.


    Consulta todos los pactos posibles.
    Y no hay más opciones, salvo la abstención del PSOE, porque Rivera, además, se mostró incompatible con partidos nacionalistas que son los únicos que podrían completar esa mayoría con el PP.

    Nunca antes un partido había ganado las elecciones con tan poco porcentaje de voto y nunca antes la noche electoral había dejado tan incierto el futuro. En todo caso, el problema no es tanto gobernar como superar la investidura por mayoría absoluta o por mayoría simple en segunda vuelta

    El resultado está marcado por la irrupción con fuerza de dos partidos nuevos: Podemos y Ciudadanos. Especialmente bueno es el resultado de la candidatura de Pablo Iglesias, aunque no alcance al PSOE: es tercero con 69 diputados. En el resultado de Podemos debe sumarse el de las otras tres candidaturas que concurren con nombre propio en Galicia, Cataluña y Valencia: En Marea Podemos, En Comú Podem y Compromís/Podemos/És el moment, respectivamente. Aspiran a formar grupos parlamentarios distintos, pero la base es Podemos y, por tanto, en el global del resultado se le suman los votos y los escaños. El partido de Pablo Iglesias logra datos espectaculares en Cataluña y el País Vasco, donde su irrupción cambia por completo el escenario político.

    Ciudadanos queda finalmente como cuarto partido y 40 diputados. Rivera aspiraba a ser el más votado pero no cumple las expectativas creadas por ellos mismos, no lidera la oposición y no es seguro que pueda hacer de árbitro para encajar las piezas incompatibles del nuevo Parlamento. Si puede tener un papel destacado en el Congreso, por ejemplo, forzando con Podemos una reforma de la ley electoral.

    La inestabilidad política que se dibuja es aun mayor porque es difícil configurar una mayoría alternativa al PP. Nunca antes en España ha gobernado un partido que no sea el que ha ganado las elecciones, pero nunca antes se habían dado unos resultados tan ajustados y un Congreso de los Diputados tan fragmentado.

    En esa supuesta mayoría alternativa una de las dificultades es que Ciudadanos también dijo en la recta final de la campaña que no apoyaría un Gobierno con Podemos ni con partidos nacionalistas e independentistas. Y para sumar 176 es necesario que entre alguno de ellos junto al PSOE en una coalición para desalojar al PP de La Moncloa.

    Acuerdo con nacionalistas
    Esa posición de Rivera, motivada por las radicales diferencias sobre cómo abordar el asunto de Cataluña, hace imposible un buen número de combinaciones que sí permitiría la aritmética. Sería posible aritméticamente un pacto entre PSOE, Podemos, PNV, IU y ERC, por ejemplo.

    El PSOE de Pedro Sánchez llega a su suelo histórico con 90 diputados, por debajo de su peor resultado en democracia, los 110 escaños que obtuvo Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011. Pero aguanta, porque teniendo partidos nuevos que le acechaban a izquierda y derecha su pérdida es menor a la esperada. Mitiga la caída el hecho de que la fragmentación del Parlamento y, especialmente, de la izquierda obliga a que todos los partidos reduzcan necesariamente el número de escaños en el nuevo Congreso.

    Y, sobre todo logra ser segundo para en el peor de los casos liderar la oposición y con la paradoja es que, con ese notable descenso Sánchez podría intentar una complicada mayoría alternativa al PP. El PSOE se estrella en lugares importantes como Madrid.

    El PP y el PSOE sufren un notable y previsto retroceso y pasan de sumar más del 80% de los votos a un escaso 50%. El bipartidismo, entendido como la suma hegemónica de ambos y la alternancia en el poder sin dificultades, cae como estaba anunciado.

    La lista de Unidad Popular-Izquierda Unida, que encabeza Alberto Garzón, quedaría con dos diputados, lejos de los cinco escaños que permiten tener grupo parlamentario propio.

    No estará en el Congreso Josep Antoni Duran Lleida, cabeza de lista Unió y en ese Parlamento fragmentado no solo hay incertidumbre sobre el futuro Gobierno, sino que la habrá en las cábalas para reformas legales esenciales. Por ejemplo, la ley electoral cuyo cambio reivindican los nuevos partidos requiere 176 diputados. Y el PP tiene escaños suficientes para bloquear una reforma constitucional como las que plantean los otros tres partidos.

    Para complicar la situación, el PP tendrá mayoría absoluta en el Senado. La última palabra sobre las leyes la tiene el Congreso, pero los populares podrían poner en dificultades un Gobierno de otro signa. En la Cámara Alta, por ejemplo, se vota la aplicación del artículo 155 de la Constitución.
    Archivo adjunto 24524
    Libertad sin socialismo es privilegio e injusticia; Socialismo sin libertad es esclavitud y brutalidad

  2. #21
    Vivo en el foro Avatar de jonmao777
    Fecha de ingreso
    Jan 2010
    Ubicación
    De nuevo en Madrid.
    Mensajes
    6,026
    Poder
    59
    Cuidado con ese mensaje derrotista infiltrado doctrinalmente desde los Poderes, "harto de política". Estar harto de política es que no te importe que mañana vayas a curarte de una grave enfermedad y no te importe tener que pagártelo tú como si estuvieses en un centro comercial. O que quieras meter a tu hijo en la universidad y tengas que contratar una hipoteca con una empresa privada. Incluso meter una parte de tu sueldo en un seguro de pensiones privado y pasarte toda la vida rezando para que esa empresa no presente quiebra por pérdidas y te quedes a los 70 años tirada bajo un puente, después de una vida donde las empresas para las que trabajas te trataran como una mierda necesaria y trabajando a discreción por cuatro duros.
    Cuidado con el mensaje de política de mierda, que asco.

    Podemos lucha por algo totalmente, radicalmente diferente, podrá equivocarse infinidad de veces, pues es un partido de cuatro chavales, por muy profesores que sean, que llevan "dos días" en esto, pero su intención es recolocar las cosas a como estaban hace dos décadas, avanzando lo que debería haber avanzado en este tiempo de haber seguido la lógica que todos nos dábamos entonces. Recuerdo mi vida en el 94, lo que la gente deseaba políticamente, lo que teníamos y a lo que aspirábamos. Nos han estafado, nos han cambiado con promesas basadas en burbujas económicas para conseguir un sistema totalmente diferente a lo que deseábamos entonces.

    A quien quiera entenderlo un poco le aconsejaría un documental entretenido y no muy eficaz por muchas cosas, pero sobre todo que pone sobre la mesa una serie de políticas que son el problema en Reino Unido, un plan político que va adelantado sobre nuestro tiempo y que nació en la Inglaterra de la Thatcher de los 80, además de que si se observa medianamente, es clavado a lo que aquí está pasando. Y como va adelantado, se ven las consecuencias. Todos los debates que aquí se tienen, todos, salen en esa sociedad ya plenamente implantados y destrozando a su sociedad.

    nuevotraje.jpg


    Aquí hay tres partidos políticos que buscan, a su manera, ese camino implantado, en revolución social, ya en muchos países de nuestro entorno, que por pillar por sorpresa a esas sociedades, se vieron desconcertados para responder a tiempo. Un ejemplo: La Thatcher instauró un proceso de destrucción por privatización de los hospitales británicos, desmantelando la seguridad social pública que allí tenían. Pasadas las décadas y a la vista del desastre de la caída y bancarrota de las empresas privadas a las que se había vendido la sanidad pública inglesa, tuvo que rescatar, el gobierno de Blair, todos los hospitales, gastando una fortuna del dinero de los impuestos de sus ciudadanos. Y un dato que da la sanidad es que en ese tiempo han muerto aproximadamente unos 15.000 británicos que no deberían haber muerto durante ese tiempo. Ningún dueño de los hospitales ni sus empresas han pagado un duro por sanción o resarcimiento, de hecho han recibido ayudas públicas por que estaba en los contratos que firmaron con la Thatcher. Hoy vuelve a ser público al 100% la sanidad inglesa, pero con un retraso en tiempo y perdidas en dinero que se ha llegado a decir, por los miembros de su partido hoy, como el mayor desastre político para la vida de sus ciudadanos desde la II GM.
    Esas privatizaciones las empezó en la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre hace una década, hoy parada por la justicia pero todavía no descartado en los planes de futuro por los neocons españoles. Y mucho de su mensaje envenenado queda en las mentes de la gente, ya que sus planes van acompañados de una fuerte carga moral instruida debidamente, léase aquí, como ejemplo, el caso de las pensiones y sus insostenibilidad por la pirámide poblacional o los contratos laborales, las becas universitarias y tantas y tantas cosas que salen en los debates. Todo es un calco del programa de la Thatcher y Reagan implementados en sus países.

    Podemos no quiere destruir nada de nuestra Constitución, quiere reafirmar derechos que en ella vienen y convertirla en una constitución válida para el siglo XXI. Y romper una camino abierto por Aznar y sus huestes que hoy está tan metido en nuestro sistema que ni por quimioterapia se asegura su saneamiento.
    Hace falta tener memoria política para entender este párrafo y no estar infectado por la mentira neoconservadora y ultraliberal.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •