He encontrado algunas de mis piezas favoritas y definitivamente se han vuelto un poco más actuales en el estilo debido a las compras en línea. Sin embargo, no poder probarme las cosas y la molestia de las devoluciones ha significado que he terminado con más prendas que cuando compraba en la tienda.

Últimamente, me he estado preguntando si sería mejor comprar cosas más caras pero limitándome a las cosas que me puedo probar. Los sitios de los que más he pedido son probablemente Everlane y Glossier, que son ambos "asequibles".

En general, ¿qué opináis de las compras en línea? ¿Cómo ha impactado en vuestro vestuario?

Saludos.